domingo, 15 de diciembre de 2013

Tarta fondant para vagos

Dirán ¿cómo?

Y diré yo que comer, comen.

Fuera de broma. ¿No les pasa a veces que tienen ganas de hacer una tarta fondant pero sin pasarse tantísimo tiempo esperando a que la primera capa tapa migas se endurezca, luego poner la segunda y perfeccionar y volver a esperar a que endurezca y bla bla bla?


Bueno, eso me pasa a mí constantemente.

Puede acabar de dos maneras: la más frecuente es dejarlo para otro día y ponerse a ver tartas en Pinterest o la menos frecuente, que con el post de hoy va a cambiar, es ponerse a hacer una tarta a lo cutrecillo para comer en casa después de la cena sin importar mucho el aspecto.

Hoy les quiero enseñar cómo hago yo tartas en esos días vagos de domingo. No me importa mucho el resultado, de hecho van a ver que la tarta no queda muy bien, pero lo que quiero es divertirme un poco cocinando y comerla con la familia.

Como ya saben, las tartas fondant llevan mucho, mucho tiempo y trabajo. Ésta estará lista en 3 horas como mucho y así sacian sus ganas de liberar creatividad ;)

Empecemos.

Lo primero es hornear un bizcocho. Pueden hacerlo en tres moldes, en cuatro, en dos o los que quieran para hacer un layer cake. O también pueden hornearlo en un molde y después lo cortamos. Yo usé una receta de Peggy Porschen, pero pueden usar cualquiera:

Ingredientes para un bizcocho de 15 cm de tres capas

  • 75 gr de chocolate para postres
  • 100 ml de leche
  • 225 gr de azúcar moreno
  • 75 gr de mantequilla
  • 2 huevos
  • 150 gr de harina
  • 1 1/2 tsp (cucharadita) de chocolate en polvo tipo Valor
  • 1/2 tsp (cucharadita) de levadura tipo Royal
  • 1/2 tsp (cucharadita) de bicarbonato de soda
Procedimiento
  1. Precalentamos el horno a 160º.
  2. Engrasamos el o los moldes.
  3. En un cazo ponemos el chocolate, la leche y la mitad de azúcar y lo dejamos hervir, removiendo de vez en cuando.
  4. Batimos la mantequilla con la otra mitad del azúcar hasta que esté esponjoso. Mejor hacerlo con una batidora eléctrica, pero no es imprescindible.
  5. Añadimos los huevos despacio a la mezcla de mantequilla, previamente batidos ligeramente.
  6. Añadimos, tamizados, la harina, el chocolate en polvo, la levadura y el bicarbonato de soda.. Mezclamos despacio, mejor con una espátula.
  7. Mientras la mezcla de chocolate sigue caliente, la vertemos en la masa anterior y mezclamos cuidadosamente.
  8. Horneamos unos 25 minutos o hasta que los bordes se despeguen un poco del molde y al pinchar con un palillo éste salga limpio. El tiempo de horneado depende mucho del molde y la cantidad de masa que pongamos en él.
  9. Dejamos enfriar y lo metemos en la nevera mientras preparamos el buttercream.

Ahora preparamos el buttercream. Yo hice una SMB (Swiss Meringue Buttercream) con la receta de Alma, pero pueden hacer cualquier otra crema. 

Ingredientes
  • 4 claras de huevo
  • 225 gr de azúcar blanco
  • 350 gr de mantequilla
Procedimiento
  1. Calentamos al baño maría las claras y el azúcar removiendo consantemente. Cuando al pellizcar la mezcla con la yema de los dedos no sintamos el azúcar estará listo.
  2. Montamos las claras hasta que formen picos blandos.
  3. Comprobamos que el merengue esté frio y echamos la mantequilla. Si estuviese caliente, se derretiría y destrozaríamos todo. Batimos con una batidora eléctrica. Al principio se cortará, pero si seguimos batiendo acaba teniendo una textura súper sedosa.
  4. Podemos echarle una cucharadita de extracto de vainilla o cualquier otro sabor.
Vale, y ahora que tenemos todo pasamos a lo divertido. Limpiar. ¡Ah no, eso no era!


Despejamos la cocina (sí, eso implica fregar y limpiar) y nos preparamos el bizcocho, el relleno que le queramos poner* (en mi caso dulce de leche), un plato donde poner la tarta (preferible de los de cartón), un plato giratorio si queremos y las espátulas, scrapers y cucharas que necesitemos. En caso de haber horneado un sólo bizcocho, lo cortamos en las capas que queramos.
  1. Primero nos colocamos el plato sobre el plato giratorio.
  2. Luego, con ayuda de una espátula, cuchara o cuchillo ponemos un pegotón de dulce de leche, buttercream o cualquier crema densa que pegue el bizchocho al plato. Lo esparcimos un poco por el centro.
  3. Centramos la primera capa de bizcocho.
  4. Echamos nuestro relleno.
  5. Lo repartimos por igual por toda la superficie para que quede lisa.
  6. Ponemos la segunda capa.
  7. Repetimos los pasos 4 y 5.
  8. Ponemos la tercera capa.
  9. En caso de tener más capas seguimos así hasta terminar.
*Descubrí un blog hace no mucho y al mirar sus entradas me encontré esta receta de mermelada que quería probar ya porque se me hacía la boca agua. No pude porque no tenía higos, pero en cuento pueda la preparo. Les recomiendo que se pasen a verlo, sube un montón platos muy tentadores.


Ya podemos guardar el relleno. Y ahora pasamos a la crema de fuera. Personalmente, me gusta que sea una capa fina de crema, si no queda muy empalagoso.


  1. Limpiamos las posibles migas que teníamos en la superficie de trabajo.
  2. Echamos una buena cantidad de crema. Hay que ser generosos, ya después iremos quitando. Cubrimos la parte de arriba.
  3. Con otra buena cantidad de crema cubrimos los bordes, dejando una capa gordita.
  4. Pasamos el scraper por los laterales.
  5. Pasamos el scraper por la parte superior de la tarta.
  6. Retocamos las veces que haga falta y ¡ya está! Metemos en el frigo mientras pasamos con el fondant.
No queda perfecto, pero ¿qué importa? Además, me encantan las tartas hechas así muy ''caseras'', que se vean más estrechas por arriba y más anchas por abajo, que es lo que pasa cuando cubrimos con prisas. Así no son el típico cilindro perfecto.



Una vez limpia la superficie pasamos al fondant. Tenemos que teñirlo o dejarlo del color que está, como queramos. Como es una tarta para casa podemos arriesgarnos con cosas que nunca probamos como hacer fondant marmolado, con efecto madera, de cebra, ¡lo que se les ocurra! Yo me compré The Mat, así que aproveché para probarlo.

  1. Amasamos el fondant hasta que esté elástico.
  2. Con un rodillo estiramos el fondant con el grosor que queramos y seamos capaces de manejar (si es muy, muy finito se romperá fácilmente. Intenten no usar mucho azúcar o Crisco para que no se nos pegue a la mesa, porque podes alterar su composición, y eso se nota mucho.
  3. En el caso de usar The Mat, retiramos una de las dos láminas.
  4. Colocamos el fondant sobre la tarta, de manera que quede centrado y no haya ninguna parte sin cubrir.
  5. Quitamos las burbujas de aire que pueden haber quedado frotando la superficie hacia fuera con las manos. Luego vamos abriendo las arrugas ¡¡pero sin tirar!! y pegando el fondant a la tarta suavemente con las manos.
  6. Una vez lo tenemos bien colocado cortamos los restos con un cuchillo afilado, teniendo cuidado de no tirar.
  7. Con un alfiler o un punzón de uso alimentario pinchamos las burbujas de aire que quedaron. Cuando hacemos las tartas así ''a lo vago'' y no perfeccionamos la cubierta con buttercream quedan muchas burbujas que luego se ven en el fondant, pero no pasa nada, las pinchamos.
  8. Con alisadores espolvoreados en azúcar glass dejamos la tarta lisita. Insisto, no hace falta que quede perfecta.
¿Ya? 

Sí ya, no hay más. Si quieren, pueden añadir decoraciones. Yo hice unos globitos con mi hermano Tomás y los pinchamos con palos de brocheta y quedó genial. Sencillo pero muy bonito. ¿Qué les parece?


Me encanta porque al hacer las tartas así a los más chicos los podemos dejar hacer un poco lo que quieran, porque siempre quieren ayudar pero no los dejamos y ya es hora de que hagan algo, ¿no? Además, son una fuente de creatividad enorme, y hay que aprovecharla, que después en los colegios les enseñan a hacer todo ''como tiene que ser'' y no les dejan apenas inventar. 

P.D: ¡Ah, y una cosa! Quien me lee sabe que mi mamá es profe de inglés y que este curso me estuvo preparando para hacer el PET, pues la semana pasada lo hice ¡síiiiiiiiiiii! Estoy súper contenta. Yo creo que me salió bien. Ahora a esperar la nota, me la dan en enero, ya les contaré a ver qué tal.

P.D2: Como pueden ver, la foto de la tarta terminada la publiqué en Instagram. Si quieren ver más fotos así me pueden seguir haciendo clic acá, pueden ver un poco más de mí y de lo que hago fuera del blog :))


Muchos besos y gracias por estar ahí.

Gala.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por comentar, cada comentario lo leo con mucha ilusión y me hace seguir adelante. Un beso, Gala.