martes, 25 de febrero de 2014

Postre de frambuesa y chocolate - Paso a paso


Hoy traigo un post lleno de fotos. Les voy a enseñar cómo hacer este rico postre de gelatina de frambuesa y mousse de chocolate.

Iba a ser una receta para San Valentín, pero estuve bastante ocupada. Además de exámenes y tabajos del instituto, si me siguen en Instagram, seguramente saben que vinieron unos ingleses a las casas de algunos alumnos de mi instituto. Pasaron una semana con nosotros. En abril vamos nosotros a sus casas, en Worcestershire. ¡Qué ganas tengo! Nos lo pasamos muy bien. En el próximo post les contaré un poquito más de la experiencia.

Vamos con la receta para 6 personas.

Primero, tenemos que hacer un sobre de gelatina de frambuesa según las indicaciones del sobre. Yo usé el de la marca Royal.



Usando la bandeja de cupcakes, tumbamos seis vasos de cristal. Lo ven mejor en la foto.


Vertemos la gelatina por igual en los vasitos.


Limpiamos con un papel las gotitas de gelatina porque después son más difíciles de quitar.


Dejamos en la nevera las horas que indique la caja. Pasamos con la mousse. La vi en este blog.
Estos son los ingredientes:



  • 6 huevos
  • 40 gr de azúcar + 1 tsp (cucharadita)
  • 200 gr de chocolate negro

Derretimos el chocolate al baño maría o de 30 en 30 segundos en el microondas.



Batimos las yemas con 40 gr de azúcar.


 Debe quedar con un color más blanco que el de la yema. Para ello batimos mucho y rápido.


Añadimos el chocolate. Al principio cuesta un poco integrarlo. Mezclamos con una cuchara, con las varillas puede costar más.


Batimos las claras con la cucharadita de azúcar hasta conseguir pico duro. Deben estar muy consistentes.


Añadimos 1/4 de las claras a la mezcla del chocolate y mezclamos para aligerar la mezcla.


Quedará algo así.


Añadimos ahora 1/3 de las claras y mezclamos con movimientos envolventes. Repetimos hasta acabar con las claras.


 Y así queda al terminas de incorporar las claras.


Para más comodidad, lo metemos en una manga pastelera, aunque también se puede verter con una cuchara.


Sacamos las gelatinas cuando estén listas.


Vertemos la mousse.


Aprovechamos para sacar una foto ;P Y metemos en la nevera 4 horitas.


Por último, la decoración. Lavamos unas fresas.


Y las cortamos como se muestra en las fotos para obtener la forma de corazón (qué monas, jeje).




 ¡Y listo! Cuando la mousse esté ponemos las fresas encima.


Aunque no tenga aspecto de esponjosa y aireada, lo está, ¡y tanto!


Es un postre muy bonito y fácil de hacer. Lo que sí es que hay que esperar un poco entre cosa y cosa, pero de dificultad, ¡nada!
Hay que tener en cuenta los tiempos. No podemos hacer la gelatina, meterla en la nevera, hacer la mousse y ahora tener que esperar a que la gelatina cuaje y dejar a la mousse ahí porque se echaría a perder. Yo hice la gelatina por la tarde noche, la dejé toda la noche en la nevera y ya por la mañana hice la mousse. Cuando esta última ya estaba, preparé las fresas.

Sé que hoy me pasé con las fotos, pero mi cámara (Canon EOS 600D) me tiene enamoradísima. La recomiendo un montón :))
Y mi making-of



Pronto me pongo al día con las entradas.

Muchos besos,

Gala.

4 comentarios:

  1. ¡GUAU! Pero qué buena pinta tiene! Y la idea de inclinar los vasos me ha encantado, queda genial. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias! La idea la vi en Pinterest y me pareció genial :-)

      Besos.

      Eliminar
  2. Hola! tienen una pinta deliciosa! muchas gracias por la receta! besis

    ResponderEliminar

Muchas gracias por comentar, cada comentario lo leo con mucha ilusión y me hace seguir adelante. Un beso, Gala.